www.icasegovia.com

Ilustre Colegio de Abogados de Segovia.(v3)

Debe permitir Javascript para poder navegar este sitio.
(Click en la barra de información superior - Permitir contenido bloqueado).
¿Olvidó sus datos de acceso?, ¿aún no los solicitó? Pulse AQUÍ.
:: AVISO LEGAL ::

Ilustre Colegio de Abogados
S. Agustín 19, bajo
40001 - Segovia.
Teléfono : 921 463 318
Fax : 921 463 319.






































Hemeroteca.

Noticias y Eventos del I.C.A. Segovia.

Información Nota a la Descarga de Archivos : En el momento de la descarga se recomienda utilizar la opción 'GUARDAR' (dependiendo del equipo, la opción 'ABRIR' puede dar error). Cuando la descarga se haya completado, proceda a la apertura del mismo para su visualización.

Buscar Noticias , Artículos, Eventos... realizados :

Número de registros encontrados : 225
Mostrando página 55 de 57

Pleno del Consejo de los Ilustres Colegios de Abogados de Castilla y León

17/04/2009.
Fuente : Ilustre Colegio de Abogados de Segovia.

El pasado día 17 de abril, en la sede del Ilustre Colegio de Abogados de Segovia, se celebró el Pleno del Consejo de los Ilustres Colegios de Abogados de Castilla y León, con la asistencia de : Excmo. Sr. D. Fermando García-Delgado García (Presidente), Excmo. Sr. D. Ignacio Esbec Hernández (Vicepresidente 1º), Excmo. Sr. D. Daniel Ibáñez Espeso (Vicepresidente 2º), Ilma. Sra. Dª María Soledad Borque Borque (Tesorera), Ilmo. Sr. D. Antonio García-Quintana Pérez (Secretario), los Consejeros : Excmo. Sr. D. Pablo Casillas González, Excmo. Sr. D. Pablo Hernando Lara, Excmo. Sr. D. Luis F. Nieto Guzmán de Lázaro, Excmo. Sr. D. José Pedro Gómez Cobo, Excmo. Sr. D. Jesús Verdugo Alonso, Excmo. Sr. D. Julio Gabriel Sanz Orejudo, y el Letrado del Consejo D. Julio César Díez García.

Subir a Cabecera de la PáginaSubir a Cabecera de la Página.

JUSTICIA

Los juzgados de primera instancia de la capital están «desbordados»

Nuevo órgano. Los magistrados de Segovia consideran que urge, sobre todo, la creación del que será Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 6 y, a medio plazo, indican que será necesario otro juzgado de lo Penal

Audiencia Provincial. El Presidente de la Audiencia Provincial, Andrés Palomo, afirma que el número de asuntos pendientes en este órgano "es escaso" y que, en general, se resuelven "en tiempos muy razonables"

31/03/2009.
El Adelantado de Segovia.
Gonzalo Ayuso - Segovia.

Existe información adjunta : Descargar Archivo PDF.

El partido judicial de Segovia cuenta con cinco juzgados de primera instancia e instrucción y el último entró en funcionamiento en enero del año pasado. Sin embargo, según explica el presidente de la Audiencia Provincial, Andrés Palomo, en materia contenciosa la media de asuntos que reciben es de 500 al año, excluyendo otros asuntos civiles de jurisdicción voluntaria y Familia, así como la penal, la guardia semana y las competencias añadidas que tienen tres de ellos.
Por ese motivo, los jueces y magistrados del partido judicial reclaman la urgencia de la creación de otro juzgado de primera instancia e instrucción para la capital.
“El número de asuntos que resultan es ya excesivo porque supone una dedicación que ya difícilmente pueden atender los jueces”, explica Palomo.
En este sentido, recuerda que el Juzgado nº 3 lleva también el Registro Civil, el nº 2 es también Mercantil y el 4 tiene competencias en materia de violencia de género.
Un número muy importante de las reclamaciones de los ciudadanos a la Administración de Justicia derivan del funcionamiento de los registros civiles porque, como indica el presidente de la Audiencia segoviana “hace quince o veinte años era una tramitación relativamente sencilla, sin mayor complicación, pero hoy en día con expedientes de nacionalidad o algunos de matrimonios mixtos o entre extranjeros es más dificultosa porque se requiere documentación de otros países”.
Además, reconoce que “son situaciones que afectan muy directamente a la vida cotidiana de los ciudadanos, porque una partida de nacimiento o la situación matrimonial son necesarias para muchos trámites y no pueden dilatarse; por ejemplo para una oposición, para cobrar un subsidio, etc. Necesariamente hay que atenderlas con ukrgencia, pero ha aumentado la competencia del registro civil y el personal no difiere del de hace años”.
Por otro lado, los asuntos relacionados con la violencia de género, de los que tiene competencias el Juzgado nº 4, “son de una materia que necesita un cuidado especial y una atención priorizada, inminente”, comenta Palomo. Por esa razón, aunque cuantitativamente no sean relevantes, sin embargo el tiempo de dedicación de cada asunto “conlleva una importante carga de trabajo”, añade.
Hasta el extremo que, algunos días, “para que la magistrada titular pueda celebrar vistas civiles, es el juzgado de guardia el que tiene que atender algún supuesto de violencia de género, porque de lo contrario no le daría tiempo, lo que demuestra que la carga es imporante”.
En cuanto a la situación en el único juzgado de lo Penal de la provincia, informa de que “va incrementando poco a poco y de manera constante los asuntos y ya tiene entre un 25% y un 30% más de lo que debería ser la carga ordinaria. Si el proceso continúa, al menos a medio plazo sí es necesario contar ya con un Juzgado de lo Penal nº 2”.
La situación en los juzgados de los otros tres partidos judiciales: Cuéllar, Santa María la Real de Nieva y Sepúlveda es mejor, aunque Palomo señala que “en el de Sepúlveda ha habido problemas transitorios y se han intentado arreglar con un refuerzo de personal; lo que pasa es que la titular está de baja desde noviembre y hay un especial seguimiento por parte del Tribunal Superior de Justicia”.
Sobre el de Santa María, el presidente de la Audiencia Provincial recalca que “se vio con cierto recelo su creación porque se pensaba que no iba a tener una carga competencial suficiente para justificarlo, al margen de la conveniencia por la situación geográfica o de índole político, pero el año pasado fue prácticamente el que más tramitó de los de la provincia”.
Otra de las reclamaciones repetida desde 2007 por los representantes de la Justicia en Segovia es la creación de un equipo psicosocial para auxiliar en mayor medida la actividad de los juzgados, que se sume al ya existente y adscrito a la Forensía y que puede ser de gran ayuda, especialmente en materia de violencia de género.
En cuanto a la Audiencia Provincial, su presidente asegura que en la tramitación ordinaria los asuntos pendientes “son escasos” y se resuelven “en tiempos muy razonables”.
Sostiene también que las ratios que mantiene, con alrededor de 300 asuntos por magistrado al año (en 2007 llegaron a un millar entre los tres con los que cuenta), indica que “entre las audiencias que tienen competencia mixta, estamos en una situación inmejorable, aunque es verdad que la situación en Castilla y León no es parangonable con la del resto del estado”.
Admite, eso sí, que aunque en jurisdicción civil y penal la situación de las audiencias de la Comunidad Autónoma “es envidiable”, no lo es tanto en materia contencioso-administrativa.
personal Andrés Palomo también ha informado de que, al demorarse la implantación de la nueva oficina judicial, “no ha habido otro remedio, en este último año, que reforzar la plantilla de funcionarios en Segovia”, de manera que se han creado algunos puestos puntuales de apoyo, el último en el Juzgado de lo Mercantil (el nº 2 de Primera Instancia e Instrucción de Segovia), y también se ha pedido personal adicional en el Registro Civil, el juzgado de lo Penal y el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Sepúlveda.
Hasta hace poco el Ministerio tenía “la mano cerrada” en este sentido pero se ha flexibilizado porque no se ve inminente la puesta en marcha de la oficina judicial”, añade.

Subir a Cabecera de la PáginaSubir a Cabecera de la Página.

Juan Antonio Gozalo de Apellániz de la asociación de amigos de la capa

«En Madrid, enseguida me identifican como el 'abogado de la capa'»

El capista aplaude a la popularización del empleo de la prenda entre las mujeres

25/03/2009.
El Norte de Castilla.

Existe información adjunta : Descargar Archivo PDF.


La capa española siempre ha sido una prenda de singular elegancia, elegida por quienes gustan vestir con distinción. Su solera y señorío, junto con los nuevos diseños y colores, hacen que este complemento vuelva a estar de moda. Incluso se han creado agrupaciones de aficionados a la capa por toda España, a las que también se incorporan matrimonios.
Juan Antonio Gozalo de Apellaniz pertenece a la Asociación de Amigos de la Capa de Segovia, y ha disfrutado durante años paseando su castiza prenda por las calles de Madrid y Segovia.
-¿Desde cuándo es capista?
-Soy una persona muy clásica en mi forma de vestir y desde siempre me fascinó la capa española, la 'pañosa' como la llamaba mi padre. Pocos años después de terminar mi carrera de Derecho, un cliente y amigo de los primeros tiempos, conocedor de mi debilidad por la capa, coincidiendo que su suegra las confeccionaba en la localidad salmantina de Béjar, decidió encargarle una clásica, con botonadura charra, y me dio la sorpresa, lo que le agradecí toda la vida. Se puede considerar que soy capista desde hace más o menos 35 años.
-¿La capa es una prenda ponible?
-En los meses de invierno, para mí la capa es una prenda de abrigo de uso obligado, si bien es cierto que somos pocos los que la usamos cotidianamente; y desde luego, resulta una prenda imprescindible en fiestas de cualquier evento destacable para aquellas personas que, como yo, usamos como prenda de vestir el sombrero o la gorra a diario.
-La capa siempre ha estado vinculada al hombre. ¿Qué opina sobre el uso de la capa en la mujer?
-La capa española ha sido tradicionalmente de uso masculino. Pero en la igualdad conseguida ha habido siempre una tendencia de tratar de emular la mujer al hombre, sobre todo en la forma de vestir, claro está con el toque femenino propio del sexo, y no ha sido menos en este campo. Si en un principio sólo algunas mujeres distinguidas por su tipo estilizado o por su condición se decidieron a llevarla, hoy en día son legión. En actos culturales de las asociaciones de Amigos de la Capa nada tiene de particular que se vean más mujeres que hombres ataviadas con dicha prenda.
«Españolear» su uso
-¿Suele participar en encuentros de capistas en otras ciudades?
-Llevo relativamente pocos años en la asociación de Segovia. En este tiempo, las actividades que priman son los viajes de hermandad con otras asociaciones, con traslados a los lugares donde radican dichos grupos, así como otros desplazamientos, siempre de tipo cultural, para conocer distintas tierras de la geografía española. Extraordinariamente, de vez en cuando, viajamos fuera de la península. También se festeja la efemérides relacionada con el santo patrón San Martín de Tours y alguna que otra onomástica más o menos señalada de marcado carácter tradicional. La nueva junta directiva ha tomado como norte el españolear por la ciudad de Segovia el uso de la capa, tratando de infundir a los capistas su utilización cotidiana.
-La capa es vestida por humildes y famosos. ¿Es un arte saber llevarla?
-La capa resulta tan distinguida que dada mi profesión de abogado, en Madrid, enseguida me identifican como el 'abogado de la capa, pero tal atuendo no se puede considerar ni de humildes ni famosos. La capa la usaron hace años los humildes para resguardarse de la lluvia y del frío, y también la emplearon los famosos como prenda de buen vestir desde los tiempos de Maricastaña, pero no la considero una prenda de distinción social ni de nada que se le parezca, es simplemente una prenda tradicional española cien por cien, que nunca pasa de moda dado su carácter. Es una prenda que, amén de su uso para guarecerse de la lluvia y del frío, es de tronío y, si se quiere, de marcado carácter chulesco. Pero para ello, es necesario saber llevarla, es decir, saber darle aire y pasearla con distinción y gracejo. Entonces la capa se transforma en una prenda elegante y vistosa por sí sola.

Subir a Cabecera de la PáginaSubir a Cabecera de la Página.

Julio Sanz Orejudo Decano del Ilustre Colegio de Abogados de Segovia

"El abogado de turno de oficio es el que de verdad mantiene el Estado de Derecho"

El decano del Colegio de Abogados de Segovia, que cumple un año de mandato, da un repaso al momento que atraviesa la profesión

08/03/2009.
El Norte de Castilla.
Entrevista de : Carlos Álvaro.

Existe información adjunta : Descargar Archivo PDF.

Elegido decano del Ilustre Colegio de Abogados de Segovia en diciembre del 2007, Julio Sanz Orejudo tomó posesión dos meses después. Lleva, pues, un año al frente de la corporación de los letrados segovianos, un año precisamente muy complicado para la Administración de Justicia.
-¿Cuál es el balance?
-Por una cuestión de elemental prudencia, el balance han de hacerlo los demás. Yo sólo puedo decir que hemos tratado de dinamizar la vida del colegio, de prestar el mejor servicio a nuestros colegiados y de hacer ver a la sociedad que hay un colegio de abogados que cumple su función social, que merece mucho la pena que el trabajo que desempeñan los abogados se reconozca, porque somos una parte sustancial del servicio público de la Justicia.
-Pero según el último Barómetro de la Abogacía, la sociedad les valora.
-Sí, es cierto; nos salvamos de la quema en estos tiempos que corren en que parece que la Administración de Justicia es un desastre, después de las huelgas de funcionarios y jueces. Y pienso que si nos salvamos de la quema no es por casualidad, sino porque cumplimos con nuestro trabajo y asumimos nuestra responsabilidad. Y destacaría a los letrados que se dedican a la función social, porque estos sí son los que de verdad mantienen el Estado de Derecho.
-Volviendo al balance, ¿qué objetivos concretos ha podido alcanzar en un año?
-Es poco tiempo, aunque ha sido un año realmente intenso. Uno de nuestros objetivos es que los colegiados sientan el colegio. Los colegios de abogados, históricamente, han cumplido un papel, pero ahora, con la abogacía del siglo XXI, tienen que cumplir otro, y para ese otro papel, es muy importante que los abogados sientan que existe un colegio que, en el fondo, les va a servir de refuerzo de su posición personal y profesional. Nosotros hemos dinamizado mucho la actividad de la corporación, a través de la puesta en marcha de una página web muy útil que desde junio ha registrado 29.628 entradas, y del ofrecimiento de una base de datos absolutamente gratuita en materia de legislación y jurisprudencia, la cual no deja de ser un instrumento necesario para poder acometer nuestros trabajos, etcétera. También hemos apostado por mantener la formación de los profesionales como uno de los pilares fundamentales del reciclaje, sobre todo para los jóvenes y en materias tan sensibles como la violencia de género, extranjería y el procedimiento concursal, algo muy actual. Y destacaría ese compromiso con la Universidad de Valladolid para posibilitar que los estudiantes de Derecho hagan prácticas en los despachos, colaboren a través del servicio de orientación jurídica e incluso puedan asistir a los juicios.
-Hablaba de la función social de los abogados, ¿cómo estamos en Segovia en este campo?
-Tenemos un centenar de abogados al servicio del turno de oficio que hacen seis guardias diarias y rotan cada veintidós días, lo que supone un gran esfuerzo para los profesionales, que se tienen que desplazar a atender a los detenidos y emplearse a fondo para mantener vivo el derecho de defensa, tan esencial en estos tiempos. El turno de oficio, la asistencia gratuita a personas sin recursos económicos, es un servicio que queremos hacer cada vez mejor. En algunas autonomías ya se han oído voces que abogan por privatizar este tipo de servicios. Bien, pues frente a ello hay que potenciar nuestro papel y hacer bien el trabajo. Tenemos que demostrar a los poderes públicos que esta labor es muy importante para la defensa del Estado de Derecho. La abogacía de oficio es esa abogacía silenciosa, real, callada, que espera en pasillos, que es diligente, prudente y respetuosa con el trabajo de los jueces, que asiste y atiende a las personas que lo necesitan. Los únicos que defendemos al ciudadano sin posibles somos los abogados a través de los colegios y de la delegación que el Estado nos hace del sistema social de protección del turno y de la asistencia al detenido. El letrado que a las dos de la mañana está cumpliendo con su obligación en una comisaría está defendiendo el Estado de Derecho y la paz social, y es el único interlocutor del detenido frente a la sociedad y frente al poder Judicial. El turno de oficio nace históricamente por iniciativa de los colegios de abogados, de ahí la importancia de mantener esta función. Y lucharemos en cuerpo y alma por mantenerla en beneficio tanto de los abogados que se inician en la profesión, como de la sociedad en general.
-¿Hay mucho trabajo en los juzgados debido a la crisis económica? ¿Se nota especialmente en el turno de oficio?
-Evidentemente, ha crecido. Cerramos el 2008 con 1.400 expedientes, y en la última comisión de justicia gratuita celebrada en febrero comprobamos que ya rondábamos los doscientos asuntos desde que empezó el año. Esto significa que hay un gran incremento en la demanda de abogados para la defensa de los justiciables y que ese incremento está muy circunscrito en materia laboral, contenciosa y penal. La situación de precariedad económica y laboral genera otros conflictos que entran en el ámbito de lo penal, pues crece la conflictividad social en general: violencia doméstica, pequeños y grandes hurtos... La actividad es mayor. Y lo estamos notando.
-O sea que los abogados se salvan de las consecuencias económicas de la crisis.
-No, no. La crisis también nos afecta. Nosotros tenemos que seguir cumpliendo un papel y sufrimos los impagos, aunque evidentemente la función social del turno de oficio viene cubierta por el Estado -en pequeñas dimensiones, claro, que nadie piense que aquí hay abogados que viven de la abogacía a través del Estado-.
-Hace unos meses, en mayo, presentaba el Barómetro de la Abogacía y se lamentaba de la escasa incorporación de letrados, de la ausencia de un relevo generacional en el seno del colegio. ¿Cómo está la situación en este momento?
-Durante el año pasado sólo tuvimos once incorporaciones, muchas de las cuales fueron de abogados no ejercientes. Esto es preocupante y denota una situación delicada.
-¿A qué se debe?
-No se sabe a ciencia cierta. En su día, el Colegio Universitario Domingo de Soto favoreció mucho las incorporaciones. Hubo un tiempo, en los ochenta, en que se incorporaban más de veinte jóvenes al año. Luego se produjo un parón y a raíz de la Ley de Acceso se volvió a reactivar, pero ahora el problema es que hay muy pocos estudiantes de Derecho aquí en Segovia. Del último curso, de quinto, sólo tenemos seis en prácticas a través de ese convenio con la Universidad. Esto, para una abogacía como la segoviana, que es muy veterana, constituye un problema a medio plazo. No hay relevo generacional y existen grandes vacíos generacionales. Mi acceso al Decanato, sin ir más lejos, es fruto de un vacío generacional entre la generación del decano anterior, José Antonio Sanz Castillo, y la mía. Existe un problema sociológico que tendrá consecuencias en el futuro.
-¿Cuántos colegiados son?
-En la actualidad somos 412 colegiados, 263 ejercientes y 111 no ejercientes. Para una provincia como la de Segovia no somos pocos, pero hemos sido muchos más. Cuando para ejercer en Segovia era necesario estar colegiado aquí, la presión de Madrid era muy fuerte y se incorporaba mucha gente de esa provincia.
-Desde un punto de vista humano, ¿qué le está aportando ser decano?
-El hecho de resolver conflictos entre compañeros, a través de la mediación, es gratificante, y de igual manera, saber que estás realizando un trabajo sin remuneración, por aquello de lo ejemplarizante que puede resultar en los tiempos que corren. También hay momentos amargos, porque como en todo colectivo subyacen dificultades que tratamos de atacar desde la deontología.
-¿Qué retos de futuro tiene?
-Hay asignaturas pendientes. En estos momentos, existe una gran lucha de los abogados por la dignificación, tanto en lo económico -turno de oficio, etcétera- como en las relaciones que mantenemos con los Juzgados, que son extraordinarias desde el punto de vista institucional, pero en el día a día los letrados tienen dificultades para ejercer su trabajo por distintas y variadas razones. Y, bueno, también se extiende una preocupación por el futuro de la abogacía, que no deja de ser incierto. Lo que suceda con el turno de oficio nos preocupa, y por supuesto, la directiva europea que obliga a liberalizar los servicios profesionales, sin olvidarnos de la Ley de Acceso a la profesión, que regulará ese acceso al ejercicio de la misma. Nosotros, aquí en la provincia, no sabemos cómo vamos a quedar, pero procuraremos seguir desempeñando nuestro gran papel, que es hacer las cosas bien para que el futuro depare a la profesión cotas importantes de satisfacción. Se dice que la abogacía es una profesión libre e independiente, y yo creo que la libertad y la independencia, junto con la regla de la buena fe, son principios básicos en nuestro comportamiento, en nuestro hacer y en el reconocimiento que la sociedad nos dispensa. Y nos lo dispensa porque estamos muy cerca de los demás.

Subir a Cabecera de la PáginaSubir a Cabecera de la Página.


Primera página Página anterior [Página 55 de 57]Página siguiente Última página



Ir a Página... 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41 42 43 44 45 46 47 48 49 50 51 52 53 54 [55] 56 57










Ilustre Colegio de Abogados de Segovia.
C/ San Agustín 19, bajo. 40001 - Segovia.
Telf. 921 463 318 - Fax 921 463 319


AVISO LEGAL


Optimizada para Internet Explorer (v7 ó superior). Safari (v3 ó superior). Google Chrome (v0.2 ó superior). Mozilla Firefox (v2 ó superior).
Resolución mínima de 800 · 600 px. Resolución óptima : 1024 · 768 px.